Deportes

Sumas y restas para calcular la afectación de Odebrecht

La mesa está servida entre Ecuador y la constructora brasileña Odebrecht . Esta vez, sin embargo, no se negociarán contratos inflados, obras inconclusas, coimas o aportes para la campaña de movimientos políticos. El gobierno de Lenín Moreno dialoga, desde ayer, con altos funcionarios de la empresa para reparar integralmente los daños causados por los múltiples actos de corrupción . La cita inicial sirvió para mostrar el interés de las partes y para trazar la ruta para la siguiente conversación.

Del lado ecuatoriano hay un comité encabezado por el procurador general, Íñigo Salvador; la fiscal general, Diana Salazar; el secretario Anticorrupción, Iván Granda, y el contralor general del Estado, Pablo Celi. Detrás de ellos hay personal del Servicio de Rentas Internas (SRI) , el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), el Consejo de la Judicatura y cualquier entidad que pueda aportar con información de determiné cuánto y qué le debe Odebrecht al país.

No se trata solo de un monto económico. También se buscarán reparaciones sociales.

Por Odebrecht, de su parte, estuvo el gerente regional para América Latina, Felix Martins, Thiago Ribeiro y Sebastián Valle. Ellos buscaron estos encuentros en su afán de reparar su imagen tras los escándalos de corrupción, a escala mundial, que se destaparon en 2016.

El país buscará distintas compensaciones. Lo propuesto será respondido por la empresa para alcanzar un punto medio. No hay un plazo para cerrar las negociaciones.

¿Qué reclama Ecuador? EXPRESO detalla algunos de los puntos que serán parte de la negociación que continuará, en un segundo encuentro, entre el 22 y 26 de julio.

Coimas

Aunque el monto a pagar, según conoció este Diario, será lo último en definirse, el comité de funcionarios públicos espera que el Ecuador reciba una compensación por las coimas y sobreprecios que se pagaron a Odebrecht, durante el gobierno del expresidente Rafael Correa . En la cifra se incluirán los pagos irregulares hechos en obras municipales. Hay dos proyectos en Quito, por ejemplo, que acumulan cuestionamientos.

Prestaciones

La contraparte ecuatoriana espera que se pueda recuperar, además, un monto por los impuestos no pagados -o pagados sobre estimados irregulares-, las prestaciones sociales y del Seguro Social que no se cubrieron de manera adecuada o que se afectaron. En un ejemplo, si una comunidad no recibió beneficios colaterales por obras, eso deberá recompensarse.

Construcciones

Ecuador espera que la empresa brasileña pague por las fallas que presentan varias de las obras que pusieron en marcha en los últimos años. El alcance de la negociación incluirá los nuevos proyectos fallidos que se detecten hasta el final de las conversaciones.

Judicial

La negociación para resarcir el daño no detendrá, según comunicaron las autoridades en un boletín oficial, los procesos legales que lleva adelante el Estado, por medio de la Fiscalía Genera l, en contra de los involucrados en sobreprecios y adjudicación ilegal de contratos .

Lo que sí se espera es que los mecanismos de cooperación eficaz den mejores resultados para que todas las contrataciones con sobreprecios salgan a la luz.

El detalle

Normas. El acuerdo deberá sustentarse en las leyes ecuatorianas y podrá tener como referencia las buenas prácticas internacionales en procesos similares.

El segundo encuentro

La reunión será este mes

La Procuraduría General del Estado informó, mediante un comunicado oficial, que las partes acordaron, después de su reunión de ayer, en la sede de la entidad pública, en Quito, que su próxima reunión será en la semana del 22 julio al 26 de julio.

En ese encuentro se definirá “la metodología de la negociación, que deberá incorporar los parámetros reparatorios, la cuantificación de los rubros acordados y el procedimiento de reparación; así como el marco temporal de cumplimiento de las obligaciones asumidas”.

El vocero autorizado para todo el proceso de conversaciones con la constructora brasileña Odebrecht será el procurador general del Estado, Íñigo Salvador. No se espera mayor información, sin embargo, porque no se quiere comprometer la negociación.